10/6/16

Recomendaciones para el buen funcionamiento de nuestro reloj


     Por mucha teoría que podamos aprender a cerca de la relojería si no llegamos a tratar los problemas o algunas causas directamente, en mi opinión sera una perdida de tiempo, porque un oficio se aprende con la experiencia; para mi, madre de todo aprendizaje. Por ello y con toda mi experiencia durante todos estos años a mis espaldas en el mundo de las replicas relojes dedico esta entrada a exponer ciertas recomendaciones a tener cuenta con la adquisición de cualquier reloj. Puesto que con la adquisición de relojes no vienen este tipo de recomendaciones o soluciones de problemas que nos suele venir al adquirir un televisor, una lavadora o cualquier otro aparato para nuestro uso dado que el interés del fabricante no va mas allá que el de vender, top replicas pone a su disposición algunas pautas para evitar ciertos problemas. En función del movimiento del que dispongamos, automático o cuarzo, existen unas recomendaciones u otras o ambas.

     - Asegurar pasadores y tornillos de correa: A pesar de que nuestro producto sea nuevo y haya sido revisado, lo mas recomendable es la revisión de estas partes de nuestro reloj. Una vez recibido su reloj y desembalado, el primer paso que debería tomar es asegurar todas las partes móviles de las que dispusiese éste. Con esto quiero hacer hincapié en especial a los armix totalmente de acero cuya unión entre eslabones se lleva a cabo mediante pasadores o tornillos, primeramente deberemos asegurarnos que estos pernos se encuentren bien introducidos o enroscados dado que el desprendimiento de este podría provocar graves daños a su apreciada adquisición.

    - Revisar tapa trasera: La tapa trasera de nuestro reloj es el único (junto a la corona) elemento que separa la maquinaria  del exterior, por lo que es de suma importancia asegurar la estanqueidad interior del reloj porque aunque no sea sumergible el hecho de que no quede totalmente estanca puede permitir el daño de la maquinaria con agentes externos como puede ser humedad, sudor, polvo... Recomendable una vez en nuestro poder el reloj asegurar la rosca de la tapa trasera o los tornillos (para evitar perdida también de los mismos). Una vez llevados a cabo los ajustes pertinentes en su reloj, la corona ha de introducirla totalmente o enroscarla hasta su tope final para evitar entrada de polvo, humedad, etc a pesar de que no le vaya a dar uso al reloj y lo tenga guardado.

     En relojes sumergibles que suelen ser los que presentan corona y botones enroscables, es de especial interés asegurarnos que tanto la tapa trasera como la corona junto a los botones quedan totalmente enroscados antes de efectuar la inmersión del mismo bajo agua, a pesar de que estos sean totalmente nuevos y recién recibidos de fabrica. Se debe cuidar este aspecto y revisarlo cada cierto tiempo para asegurarnos de que queda totalmente estanco el interior.

    - Cambiar junta de estanqueidad: Como ya he mencionado en uno de los puntos anteriores, el correcto funcionamiento de la maquinaria de nuestro reloj esta definido por la total estanqueidad en el interior sin interferencias de agentes externos que pueden afectar a su correcto funcionamiento y para ello se instala en el reloj una serie de juntas toricas que mantienen dicha estanqueidad. Dichas juntas están expuestas a desgaste y se deben cambiar cada cierto tiempo o después de efectuar ciertas modificaciones en nuestro reloj. Estas jutas se tienen que sustituir cada dos años si no se ha hecho ninguna modificación y cambiarlas cada vez que se abra un reloj para asegurar la total estanqueidad, en especial para los relojes sumergibles.

    - Mantenimiento del reloj: Si, ha oído bien, como si de un vehículo se tratase los relojes también conllevan mantenimientos para garantizar el buen funcionamiento de los mismos y evitar el desgaste prematuro, dado que un reloj se compone de decenas de piezas en constante movimientos siendo algunas metal con metal, plástico con plástico, plástico con metal, etc donde llevan una serie de engrase que debe ser renovado para mantener las cualidades de dichos engrases.

      Desde mi punto de vista nuestras imitaciones de relojes han de ser revisadas a los dos años de uso para que en caso de que lo precise, darle una limpieza y nuevo engrase a todo el sistema de ruedas para preservar así el buen funcionamiento y aminorar el desgaste de ciertos componentes importantes de nuestro reloj.

    - Ojo pase de fecha rápido: El pase de fecha rápido, es el sistema que a través de la corona (cuya definición puede encontrar aquí) nos permite ajustar el calendario de manera instantánea sin necesidad de mover las agujas y con tan solo una serie de vueltas en la corona podemos dejar remarcada la fecha deseada. Con este sistema tan ingenioso ha de tener cuidado entre la franja horaria 21 H - 3 H, a pesar de que el formato de nuestro reloj es de 12 H se lo indico en formato 24 H para que pueda entender lo que le quiero transmitir (9 horas nocturnas y 3 horas madrugada)

     La rueda del pase de calendario efectúa el arrastre del mismo a partir de las 9 H nocturnas causando así una unión menor entre los dientes de ambas ruedas que en caso de efectuar un pase rápido entre esta franja podríamos causar daños en dichas ruedas al no estar engranadas correctamente. Si se nos da tal caso lo recomendable es avanzar las manecillas o retrocederlas hasta asegurarnos que se encuentran fuera de esta franja, aunque directamente recomendamos realizar el ajuste del calendario en horario de mañanas.

    - Movimientos de cuarzo: En los movimientos de cuarzo, cuyo funcionamiento se rige por una pila o batería hay que tener especial cuidado cuando esta se agota o el reloj deje de funcionar por falta de suministro de energía. Es muy importante que efectué el cambio de esta cuanto antes y no dejarla instalada en la maquinaria para evitar la sulfatacion de la misma con los consiguientes daños que ocasiona esta reacción química en la maquinaria. Si el reloj va ser guardado durante un largo periodo es recomendable revisar la vida de la pila y en caso de estar a punto de agotarse o agotada retirarla totalmente manteniendo la maquinaria libre de la fuente de energía hasta su uso nuevamente; exija  instalación de pilas de óxido de plata para su reloj.

    - Carga manual: En los relojes con movimiento automático, cuyo funcionamiento se rige mecánicamente por el movimiento cinético de nuestra muñeca y en la primera toma de contacto con el mismo es recomendable dar carga manual a través del sistema de remonte manual que podemos encontrar en la corona. Una mala carga del muelle real de su reloj puede suponer constantes paradas en el funcionamiento y retrasos conllevandole a quebraderos de cabeza innecesarios.

     Los calibres de relojes automáticos funcionan a través de un acumulador que va descargando su energía sobre una serie de ruedas dentadas cuya base se encuentra sobre unos rubíes engrasados que permiten el libre movimiento de dichas ruedas. El hecho de que cualquier parte no permanezca bien lubricada por el simple hecho de que el reloj haya permanecido durante mucho tiempo parado puede ocasionar problemas de funcionamiento que se corrigen con la tensión total del muelle real que se lleva a cabo mediante el sistema de carga manual siendo este totalmente efectivo.

     Como ya he mencionado anteriormente esta carga manual se lleva a cabo a través de la corona; con el reloj de frente, alineado y con la corona extraída en la primera posición (posición donde no obedece el calendario ni las manecillas) gira en sentido horario o hacia las 12H la corona mientra nota una especia de "raspado" o ruido interno (no se alarme, es indicio de que el muelle esta cargando y el ruido lo ocasiona el trinquete que evita que se descargue el muelle libremente) mientras observa como la manecilla de segundo comienza su movimiento. Este procedimiento tiene que llevarlo a cabo durante 30-45 sg y es posible que lo tenga que repetir en varias ocasiones para asegurar el buen funcionamiento.


No hay comentarios: